Aptitud

¿Qué ejercicio en el gimnasio se deshace de las alforjas?

¿Qué ejercicio en el gimnasio se deshace de las alforjas?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Tomar una clase escalonada puede ayudar a reducir las alforjas.

Las alforjas pueden hacerte temer usar jeans ajustados que alguna vez fueron halagadores. El acolchado extra antiestético que se acumula en las caderas y la parte superior de los muslos externos es común en las mujeres que son propensas a almacenar grasa en la parte inferior de sus cuerpos. Los ejercicios dirigidos pueden desarrollar músculo, pero no detectarán la reducción de grasa. La única forma de eliminar sus alforjas es a través de la pérdida general de grasa, que es posible a través de la dieta y el ejercicio.

Propina

  • Desafortunadamente, no puede reducir las alforjas. Sin embargo, perder grasa corporal en general puede marcar la diferencia.

Explosión de calorías con Cardio

Los ejercicios dirigidos no reducirán la grasa de las caderas y los muslos. Para hacer esto, el American Council on Exercise recomienda hacer ejercicio con 30 a 60 minutos de cardio la mayoría de los días. Esto quemará calorías que contribuyen a la pérdida de peso. Use equipo cardiovascular en el gimnasio que involucra los músculos grandes en la parte inferior del cuerpo. Por ejemplo, camine enérgicamente o trote en una cinta de correr, ande en bicicleta estacionaria, pedalee en una máquina elíptica o use una escaladora o una máquina de remo. Para variar, considere tomar una clase de aeróbicos, como clases de step o kickboxing, para perder esa sacudida.

Pruebe los ejercicios de la máquina de abducción de cadera

La abducción de la cadera aleja las piernas del centro del cuerpo y trabaja los músculos de las caderas y el trasero. En el gimnasio, puede imitar este movimiento mientras usa una máquina de palanca sentada o una estación de cable de polea baja para mayor resistencia. Cuando se sienta en la máquina de palanca con las pantorrillas contra las almohadillas, separa las piernas lo más lejos posible contra la resistencia. Luego, vuelva a juntar las piernas con un movimiento controlado. Cuando use una polea baja, asegure un accesorio de puño a su tobillo, párese de lado y mueva su pierna de trabajo lo más alto posible contra la resistencia antes de regresarla al punto de partida.

Ejercicios de peso corporal imprescindibles

Aunque en el gimnasio, puede trabajar eficazmente su área problemática utilizando solo su cuerpo. En el gimnasio, tome una colchoneta para los ejercicios de piso y use un conjunto de pesas para mayor resistencia. Puede hacer levantamientos de piernas laterales de pie, recostados de lado o a cuatro patas. Durante los levantamientos de piernas de pie y acostados, sostener una pesa en la parte externa del muslo de la pierna de trabajo puede ofrecer una resistencia adicional. Las estocadas y las sentadillas también pueden trabajar los músculos en el área problemática, incluidos los glúteos, los isquiotibiales y los cuádriceps. Las estocadas pueden incluir estocadas para caminar, estocadas con un pie en una plataforma y estocadas laterales. Las sentadillas pueden incluir sentadillas de pared, sentadillas con una sola pierna o sentadillas con una barra con barra detrás del cuello sobre la parte posterior de los hombros.

No olvides la dieta

Además del ejercicio, coma una dieta sensata y baja en calorías para asegurar que su cuerpo obtenga los nutrientes que necesita y para evitar recuperar las calorías quemadas a través del ejercicio. Consumir porciones más pequeñas e intercambiar alimentos poco saludables y ricos en calorías por alternativas más saludables y bajas en calorías puede reducir su consumo de calorías. Por ejemplo, beba agua en lugar de refrescos y alcohol, y refrigerios con verduras y frutas en lugar de galletas y papas fritas. Haga hincapié en todos los grupos de alimentos al incluir verduras, frutas, granos integrales, proteínas magras y lácteos bajos en grasa en su dieta. Antes de comprometerse con una dieta y una rutina de ejercicios, consulte a su médico, especialmente si está plagado de lesiones o afecciones de salud.